Sanidad Porcina 12/14

 

Enfermedad de los edemas: colienterotoxemia

 

 

Enfermedad de los edemas: colienterotoxemia

“La mayoría de las veces la contraen los mejores lechones”

Las bacterias del intestino producen toxinas (enterotoxina, neurotoxina, endotoxina). El veterinario la llama Enfermedad de los Edemas o Colienterotoxemia.

Al diagnóstico del veterinario de “Enfermedad de los Edemas” le sigue en general la pregunta del dueño del animal: ¿Qué es la enfermedad de los edemas?

El diccionario médico define el término “edema” como sigue: un edema es una inflamación sin dolor, no enrojecida debido al acumulo de fluido acuoso en la hendidura del tejido. E la enfermedad de los edemas se observa este acumulo de fluido, más o menos marcado, en la piel del párpado y de atrás de la oreja.

No es muy exacto el término “enfermedad de los edemas”. El término “Colienterotoxemia" es sustancialmente mejor.

Una toxemia es intoxicación de la sangre. La intoxicación de la sangre, como la que tratamos aquí, procede del intestino, y se trata de toxinas que se componen de colibacilos.

El término Colienterotoxemia es sinónimo de enfermedad de los edemas. Afecta a lechones que presentan enfermedades intestinales y generales que son causadas por el grupo E.Coli. Por eso, este grupo de Coli se designa como tóxico, porque forman toxinas.

Les presentamos el siguiente resumen que contiene distintos cuadros de Colienterotoxina:

Enfermedad de los edemas o Edematosa: en primer lugar estas enfermedades producen trastornos del sistema nervioso central como sobreexcitación, convulsiones, gritos estridentes, que más adelante evolucionan hasta afonía, debilidad y movimiento de las extremidades a modo de pedaleo mientras el animal está recostado permanentemente. Aparecen además en la piel interna, especialmente se puede ver bien en los párpados y en dorso nasal, pero también en la pared del estómago y en el mesenterio del intestino grueso.

Shock: Aquí se observan casos de muerte repentina. El intestino delgado de los animales muertos tiene los vasos sanguíneos repletos de sangre, y la musculatura presenta un color pálido.

Colienteritis: En esta enfermedad la diarrea ocupa el lugar principal entre los síntomas. En diarreas persistentes se observa una intensa deshidratación del animal causada por la constante y excesiva pérdida de líquidos.

Edema del párpado y dorso nasal

 

 

¿Cómo se origina la Colienterotoxemia?

Sabemos que los colibacilos patógenos especialmente tóxicos pueden provocar esta enfermedad. Normalmente, los colibacilos no patógenos y los patógenos habitan en el intestino grueso. Los colibacilos que emigran ascendiendo hasta el intestino delgado son rechazados de nuevo en el intestino grueso por los movimientos peristálticos.

Al cambiar de alimento después del destete o al cambiar de régimen de engorde, se producen trastornos digestivos. Estos trastornos se traducen en una restricción de la actividad intestinal, asociada a una peor absorción de productos digestivos a través de la pared intestinal.

Al mismo tiempo, los colibacilos se multiplican de forma explosiva y aprovecha la pereza intestinal para ascender al intestino delgado. A causa de la escasa actividad del intestino delgado. Posiblemente en asociación con un cambio de pH y el trastorno en la digestión fermentativa, los colibacilos patógenos pueden adherirse a la mucosa del intestino delgado y liberar sus toxinas.

Las toxinas por otra parte son responsables del cuadro clínico y evolución de diferentes enfermedades. Hay toxinas que provocan casos de muerte por shock, algunas, que provocan edemas y causan trastornos del sistema nervioso central como en la enfermedad de los edemas y algunas que producen diarrea.

 

Desde la muerte repentina hasta la diarrea crónica:

La colienterotoxemia muestra diferentes cuadros clínicos en lechones o en adultos, desde el caso de muerte repentina en la enfermedad de los edemas con una evolución de pocas horas o durante más días con síntomas nerviosos hasta aparecer una colienteritis crónica.

Afecta incluso a la mayoría de los mejores lechones

Enferman, la mayoría de las veces, hasta el 50% de los mejores lechones de una camada o de un grupo en cuestión de pocos días y a breves intervalos. La mortalidad está entre el 50 y 70%. Excepcionalmente, también pueden enfermar de colieterotoxemia los lechones lactantes y los cerdos de engorde. Pocas horas antes de la muerte se observan frecuentemente todos los aspectos de un fallo circulatorio y estando todas las vísceras y miembros azulados, cianúticos.

La colienterotoxemia puede confundirse con la peste porcina y la enfermedad de Auzeszky.

 

Edema en la pared del estómago:

 

Edema del estómago y mesenterio:

 

Edema del estómago:

 

 

Tratamiento:

En el caso del shock cualquier tratamiento suele llegar demasiado tarde. El tratamiento de la enfermedad de los edemas tiene poco éxito en la mayoría de los casos. Casi nunca se consigue curar los edemas de los animales con graves trastornos cardiovasculares y litigar las alteraciones del sistema nervioso central. Esencial es el tratamiento de animales que aún no aparecen enfermos de una camada o grupo:

 

Todos los animales habrán de ayunar por espacio de 48 horas. Si no hay bebederos automáticos, debe cambiarse el agua más a menudo.

 

Si es posible, deben suministrarse medicamentos eficientes contra la colibacilosis, que pueden diluirse en el agua. En bebederos automáticos, si fuera preciso en un recipiente provisional, o si no, repartidos en dos días, en el comedero.

 

La medicación a través del agua puede sustituirse por varias inyecciones dos veces al día durante dos días.

 

En lechones, tras 48 horas en ayuno reanudar la administración racionada de alimento con el correspondiente medicamento. Los medicamentos eficaces contra colibacilos son obligatorios con receta. Se trata de preparados que contienen: Estreptomicina, Polimixina, Cloranfenicol, Furazolidona, Colistina, Canamicina, Neomicina, Amoxicilina, Gentamicina, Sulfamida, Trimetopim.

 

Ya que los colibacilos desarrollan rápida resistencia a los medicamentos dene realizarse un test de resistencia.

Prevenciones

Los cambios de alimentación cambial la composición de las bacterias intestinales, y en consecuencia puede aparecer una colienterotoxemia. Por eso, los cambios importantes de alimentación deben efectuarse de forma gradual.

 

En una explotación de lechones: el paso del régimen de la iniciación al régimen del engorde se efectuará algún tiempo antes del destete, de forma que se incorporen cantidades paulatinas creciente de alimento de engorde al alimento de iniciación. Conviene examinar regularmente el agua potable para descubrir la presencia de E. Coli. Conviene que los lechones sigan en las celdas de parto después del destete hasta su venta o traslado al alojamiento de engorde.

 

En la fase de engorde: la prevención es más difícil. Cuando los lechones tienen una o más fases, los lechones a tratar en primer lugar deben alimentarse con la misma comida en la fase de engorde.

 

Pero si los lechones de engorde tienen el mismo origen, en todo caso se indica el alimento medicado. Esta alimentación por medicamentos es de lechones de recría y de engorde, cuyos componentes medicinales son para prevenir la colienterotoxemia. De esto deben darse 15 kg por lechón.

 

 

 

 

Comente esta nota

 

Ver los comentarios

 

 

 

 

 

 

 

 

Laboratorio Llamas

 

 

 

 

Austral Del plata aditivos alimentarios a base de probióticos

Aditivos alimentarios a base de probióticos

Alimentos y concentrados

 

 

 

 

 

 

 

<<<Volver a artículos | <<< Volver al inicio

¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional

Copyright © 2005 Universo Porcino.

DeSitiosWeb - Diseņo de sitios web