Sanidad Porcina 04/15

 

Microangiopatía : Enfermedad del corazón de mora

 

La enfermedad del corazón de mora viene observándose en Alemania desde el comienzo de los años sesenta. Aparece a todas las edades, desde el lechón hasta el cedo viejo pasando por el cerdo de engorde final.

No existe ninguna relación entre la aparición de la enfermedad del corazón de mora ruliforme (MHD) y determinados sistemas de alojamiento o tipos de alimentación. La enfermedad hace su aparición igual si se trata de alimentación preparada como si es a base de mezcla propia. Por regla general enferma siempre sólo unos pocos animales de un efectivo o de una celda.

 

Protuberancia en los ojos

El curso de la enfermedad es generalmente muy rápido, se producen muertes repentinas sin estrés previo. En un corto intervalo se suceden los siguientes síntomas patológicos: inapetencia por la comida, estreñimiento, fiebre hasta los 41 °C que no responde a ningún tratamiento y una respiración acelerada y fatigosa.

Ojos saltones, conjuntivas enrojecidas e hinchadas.

En la piel, se destaca palidez, pueden producirse hemorragias finas hasta en forma de manchas. Antes de la muerte puede observarse una coloración azul en el vientre hasta la altura del ano, en las superficies internas de los muslos y en las orejas. Los animales tiemblan, gimen y gritan poco antes de la muerte.

 

Síntoma típico de la enfermedad del corazón de mora: ojos fuertemente saltones. Fuerte hinchamiento y enrojecimiento de las conjuntivas.

 

El pericardio está lleno

La enfermedad cursa durante 1-3 días, pero la duración también puede ser muy corta, sin que aparezcan síntomas particularmente visibles. El cerdo muerto destaca siempre por su buen estado de alimentación. El pericardio está lleno de un líquido amarillo gelatinoso provisto de copos de fibrina y de filamentos.

En el tórax y en la cavidad abdominal se encuentran también acumulaciones de líquido con fibrinas.

El “tamponamiento” del corazón en el pericardio repleto de líquido en la causa del alto grado de disnea y de los trastornos circulatorios. El líquido contenido en el pericardio comprime el corazón y aplasta las venas cava.

Debajo de la “envoltura del corazón” se producen amplias hemorragias que confieren al corazón el aspecto de una mora. Hay hemorragias también en la musculatura del corazón y debajo del epicardio. En el 40% de todos los casos se produce también la muerte de las células hepáticas.

 

Enfermedad del corazón de mora: eje corporal “roto”

 

La causa no está aclarada aún

La causa de la MHD no está aún definitivamente aclarada. La MHD no parece ser una enfermedad infecciosa. Existe probablemente una relación entre la aparición del MHD y los altos contenidos de ácidos grasos insaturados en la comida. Desgraciadamente no se sabe a partir de qué contenido de ácidos grasos insaturados deberá contarse con la aparición de MHD.

Parece ser que la Vitamina A y el selenio ejercen una cierta acción protectora contra la acción perjudicial de los ácidos grasos no saturados. En este caso, el selenio ejerce un efecto economizador para la Vitamina A. Esto quiere decir, que en la combinación Vitamina E + selenio se requiere menor cantidad de Vitamina A que si esta Vitamina A se empleara sola.

Hay altos contenidos de ácidos grasos no saturados en el aceite de hígado de bacalao, en el aceite de pescado, en el aceite de maíz, en los cereales afectados por excrecencias y sus productos secundarios. Sin embargo, además de los ácidos grasos insaturados hay también al parecer otros factores que desencadenan la enfermedad. Esto sería una explicación del hecho de que sean siempre animales aislados, muchas veces de edad muy diferenciada de un efectivo, que enferman de MHD.

 

Tratamiento

El tratamiento más eficaz por ahora consiste en varias inyecciones de 250-750 mg de Vitamina E en combinación con selenio.

 

 

 

 

 

 

Comente esta nota

 

Ver los comentarios

 

 

 

 

 

 

 

 

Laboratorio Llamas

 

 

 

 

Austral Del plata aditivos alimentarios a base de probióticos

Aditivos alimentarios a base de probióticos

Alimentos y concentrados

 

 

 

 

 

 

 

<<<Volver a artículos | <<< Volver al inicio

¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional

Copyright © 2005 Universo Porcino.

DeSitiosWeb - Diseño de sitios web