Sanidad Porcina 01/15

 

El síndrome de la debilidad congénita en las patas traseras

 

La postura del perro sentado

El síndrome de la debilidad congénita de los miembros locomotores es una enfermedad exclusiva de los cerdos en engorde.

 

 

En los cerdos que han sido seleccionados según el criterio de un crecimiento más rápido y menos por el de la grasa en el dorso, se observa este síndrome con mucha mayor frecuencia que en los animales más grasos, de crecimiento más lento. Al parecer, al forzar el crecimiento se produce una disproporción entre el peso corporal de los cerdos y la carga admisible del esqueleto y, sobre todo, de las articulaciones.

Quedan afectados en especial animales con pronunciada formación de jamón, articulaciones de rodilla separadas. A partir de un peso de 30 kg, se observan los siguientes síntomas en las extremidades anteriores y posteriores:

Adopción de la postura de perro sentado

Los cerdos se desplazan sobre las puntas de las pezuñas efectuando la parte trasera del cuerpo un vaivén lateral. Las extremidades anteriores tienen muchas veces la forma de X, las extremidades posteriores se colocan hacia delante debajo del cuerpo. Para descargar el dolorido cuarto trasero, los cerdos se desplazan arrastrándose sobre los tarsos de las patas delanteras, desplazan el peso del cuerpo hacia delante. En la fase final, los animales están sentados sobre el cuarto trasero.

Las substancias minerales no ayudan

La aparición de la enfermedad BSS es favorecida por la falta de movimiento, la existencia de suelos lisos en los establos y las desfavorables condiciones de las articulaciones. Primero se producen pérdidas de cartílago en las superficies internas de las articulaciones, más adelante alteraciones crónicas incurables en las articulaciones.

Estas alteraciones articulares aparecen a pesar de existencias suficientes de substancias proteicas, energía, minerales, oligoelementos y vitaminas. La administración aumentada de substancias minerales y de vitaminas no se traduce en ningún mejoramiento de los animales aquejados de este síndrome, y tampoco permite reducir de forma preventiva el número de animales enfermados por el mismo.

¡Eliminación de las bolas de jamón!

Sólo tiene sentido un tratamiento al comienzo de la enfermedad. Se utilizan preparados como la Dexametasona que se aplican durante dos o tres días seguidos.

A largo plazo hemos de intentar solucionar este problema por la vía de la crianza. A corto plazo, los engordadores de cerdos no deben admitir para el engorde lechones con pronunciadas bolas de jamón.

 

 

 

 

 

 

 

Comente esta nota

 

Ver los comentarios

 

 

 

 

 

 

 

 

Laboratorio Llamas

 

 

 

 

Austral Del plata aditivos alimentarios a base de probióticos

Aditivos alimentarios a base de probióticos

Alimentos y concentrados

 

 

 

 

 

 

 

<<<Volver a artículos | <<< Volver al inicio

¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional

Copyright © 2005 Universo Porcino.

DeSitiosWeb - Diseño de sitios web