Sanidad porcina 11/17

 

COCCIDIOSIS EN LECHONES

La Isospora suis es un parásito obligado enteropatógeno responsable primario de la coccidiosis que pertenece a un grupo de protozoos intracelulares de parásitos pertenecientes a la Familia Apicomplexa, que agrupa los bien conocidos Géneros Eimeria, Neospora, Sarcocystis, Criptosporidios, Toxoplasma e Isospora, los que afectan tanto a mamíferos como aves. Levine (1986) definió tres especies de Isosporas en porcino: I. suis, I. almataensis e I. neyrai. La infección por Isospora suis tiene distribución mundial y es extremadamente hospedador específico. La coccidiosis de los lechones está originada por dicha Isospora suis con mayor prevalencia en los lechones de 8 a 15 días de vida (“Diarrea del 10º día “). Fue descrita por primera vez por Biester y Murray en 1934, no reconociéndose sus síntomas clínicos en lechones hasta 1976 por Sangster.

 

CICLO VITAL DEL PARÁSITO

La infección se produce durante los primeros días de vida del lechón por la ingestión de oocitos esporulados localizados en las heces del suelo de la paridera o en las mamas de la cerda. Los mismos esporulan fácilmente a temperaturas entre 20 – 35 ºC, que es la que tenemos en condiciones normales en los suelos de las parideras. En dicha forma son resistentes a la mayoría de los desinfectantes. El ciclo vital del parásito es de 5 – 10 días.

 

Diarreas en lechoneras.

 

Los estadios de desarrollo de la Isospora suis tienen lugar tanto dentro del lechón como en el medio ambiente. El parásito tiene en el intestino delgado su órgano diana, donde se desarrolla en su mucosa epitelial produciendo oocistos. Desde aquí y vehiculado en las heces pasan al medio ambiente, donde esporulan (esporozoitos) al cabo de 1-3 días dependiendo de las condiciones ambientales (temperatura, humedad y concentración de oxígeno), pudiendo así infectar a otros lechones. Los mismos entran en la mucosa intestinal vía ingestión oral por parte del lechón, repitiendo el ciclo y multiplicándose rápidamente, provocando la destrucción de las células intestinales. Eventualmente el ciclo biológico del parásito se para, y se produce la diferenciación celular, fertilizando el macho a la hembra y produciendo de nuevo los oocitos. Un gramo de heces de un lechón infectado puede contener al menos 100.000 oocistes, siendo suficiente una dosis de 10.000 para causar manifestaciones clínicas.

 

SIGNOS CLÍNICOS

Isospora suis es un parásito primario como agente etiológico de la coccidiosis, pudiendo agravar dicho cuadro otras infecciones secundarias por agentes digestivos como Rotavirus, Escherichia coli enterotoxigénico, Clostridium perfringens y Salmonella typhimurium. En la práctica afecta a lechones lactantes de entre 7 y 11 días de vida, afectando a diferentes camadas de forma desigual, y también a los lechones de la misma camada en diferente grado de severidad. El principal síntoma clínico de la coccidiosis es la diarrea con grandes variaciones en su gravedad, y que se caracteriza por ser desde blanca consistente a amarilla bastante característica hasta verde grisácea, acuosa a pastosa con olor rancio y nunca con presencia de sangre en infecciones puras. Ocasiona deshidratación y menor crecimiento de los lechones afectados derivado de la alteración de las funciones de digestión y absorción por la pérdida de la función enzimática endógena y el balance electrolítico, dándoles un aspecto de los lechones depauperado con mal pelo y piel áspera. Esto da lugar a menor peso de los lechones al destete, mayor heterogeneidad en el peso individual de la camada, con una elevada morbilidad (80-90 %) y una mortalidad de leve a moderada. También conocida como “Coccidiosis Económica “por su presentación sin signos clínicos aparentes ligados a un retraso en el crecimiento de los lechones.

 

Tabla 1. Lesiones producidas por la infección.

 

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico preciso debemos realizarlo sobre muestras de heces frescas de lechones en pool o individuales no tratados y mediante determinación de otocistos por técnicas de flotación. La mayor excreción tiene lugar entre 2-3 días posteriores al comienzo de los signos clínicos, tiempo en el cual el cerdo puede haberse curado. Debemos sospechar cuando hay diarrea en lechones de 7-21 días de vida y no responden al tratamiento con antibióticos.

 

TRATAMIENTO

Los estudios experimentales demuestran que los lechones, más allá de las 3 semanas de vida infectados, no presentan clínica como consecuencia de que los mismos desarrollan una resistencia frente a Isospora suis con la edad.

Después de la primera infección adquieren resistencia frente a futuras reinfecciones, de tal forma que tan solo excretarán oocitos después de la primera infección. Esto significa que después de una infección presentan una inmunidad sólida, lo que determina no solo la ausencia de clínica, sino que el lechón tampoco excreto oocitos por las heces.

 

Tabla 2. Medidas terapéuticas de la coccidiosis porcina.

 

 

La toma de anticuerpos del calostro de cerdas infectadas no protege a los lechones para el desarrollo de signos clínicos. La erradicación del parásito no es factible en una granja. No obstante, es posible llegar a su control y prevención mediante medidas tanto terapéuticas como profilácticas. Para que el tratamiento sea eficaz debe realizarse antes de que se produzcan la invasión de la pared intestinal y tengamos lesiones entéricas. Las principales medidas terapéuticas que se demuestran eficaces se muestran en la Tabla 2.

 

MEDIDAS PREVENTIVAS

Las medidas preventivas fundamentales a tener en consideración se muestran en la Tabla 3.

Tabla 3. Medidas de prevención de la coccidiosis porcina.

 

 

 

Autor: Antonio Palomo Yagüe

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comente esta nota
Ver los comentarios

Equipor

Equipor

Equipamientos e insumos

 

 

 

 

Termoplast

Comederos para cerdos

 

 

 

 

Austral Del plata aditivos alimentarios a base de probióticos

Aditivos alimentarios a base de probióticos

Alimentos y concentrados

 

 

 

Vetifarma

Vetifarma

Alimentos y concentrados

 

 

 

Biomax

Biodigestores

 

 

 

Biofarma

Biofarma

Alimentos y concentrados

 

 

 

Cortinas para criaderos

Cortinas para criaderos

 

 

<<<Volver a artículos | <<< Volver al inicio

¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional

Copyright © 2005 Universo Porcino.

DeSitiosWeb - Diseņo de sitios web