Reproducción Porcina 04/15

 

Fallas reproductivas: Herramientas de diagnóstico y control

 

 

Los resultados reproductivos dependen de numerosas variables que, incluso muchas veces, interaccionan en una misma situación, lo cual hace difícil la detección de la causa que lleva a la falla.

Se llama fallas reproductivas a la pérdida de eficiencia en los resultados reproductivos y se traduce en la pérdida de la gestación de la cerda.

La eficiencia reproductiva se puede medir en función de:

- Lechones destetados/cerda.

- Kg destetados/cerda.

- Camadas/cerda/año.

Las fallas reproductivas, además de restar productividad y evitar diluir los costos fijos, constituye la principal causa de descarte en el rodeo, del orden del 30 al 45 % anual.

 

La cerda: Unidad de producción

Su eficiencia es medida a través de los resultados luego de ser cubierta (monta natural o inseminación artificial), no todas las cerdas luego de la cubrición llegan al parto e incluso las que paren, lo hacen con resultados variables en la cantidad de lechones totales, vivos, etc.

Aquí surge el primer parámetro a medir:

Tasa de parto

La tasa de parto es el resultado de: Nº de cerdas paridas/ Nº de cerdas cubiertas. Ej: 25 cerdas cubiertas. Llegan a parto: 20 cerdas. Tasa de parto es del 80%.

Ahora bien, no todas las cerdas que se “pierden” o no llegan a parir, se deben a causas exclusivamente de fertilidad, sino a causas como enfermas, postradas, descartes e incluso muertas.

Entonces el primer paso será conocer los resultados reproductivos, para lo cual es necesario llevar registros de cada etapa. Sin estos registros, se vuelve muy difícil diagnosticar una falla, y menos aún poder sacar conclusiones.

 

 

 

Registros

Los registros permiten establecer objetivos de cuánto producir y vender y así poder evaluar cuán cerca o lejos se está produciendo.

Identificar los reproductores: Hembras y machos.

Anotar fecha de servicios y fecha probable de parto (114 días después o 16 semanas después a la semana de la cubrición)

Época del año que ocurren las fallas (calor del verano, otoño, frío, etc)

Categoría (hembras primerizas, de segundo parto, hembras viejas)

Razas o líneas genéticas.

Machos utilizados.

Personal.

Otros acontecimientos: Cerda tenía secreción/ sangrado al cubrirla, no fueron alimentadas por problema de suministro, etc.

 

Causas de fallas o pérdidas reproductivas

1.- Anestro:

El anestro es la ausencia de celo visible. En primerizas normalmente el primer celo que determina la pubertad, suele ocurrir a los 160 días.

Causas de fallos:

- Ausencia de estímulo con padrillo de recela: La estimulación con padrillos favorece la aparición del celo en las hembras, lo ideal es efectuarlo dos veces al día con machos adultos de alta libido.

- Ración específica de lechonas: balance energía: proteínas.

- Hacinamiento en corrales: Respetar 2 m2  por cerda y no más de 10 a 15 cerdas por corral.

- Cerdas sumisas.

- Falta de adaptación previa a la llegada: Enfermedades propias del lugar.

- Persona responsable: Paciencia, poder de observación.

 

Adultas o destetadas:

Las hembras adultas manifiestan el celo luego de ser destetadas, la interrupción de la lactancia produce una bajada brusca de la hormona láctea prolactina, la cual frena la liberación de hormonas reproductivas como la FSH y LH. Normalmente este intervalo entre el destete y el celo (IDC) suele durar entre 4 a 7 días, las hembras que se demoran más allá de este período se las considera atrasadas.

Causas:

• Hembras muy flacas al destete.

• Épocas de altas Tº ambientales.

• Descargas vulvares persistentes: Manejo adecuado del parto, antibióticos de prevención.

• Raciones de lactancia pobres en cantidad o relación energía: Proteína.

• Falta de alimento al destete: Al trasladar estas hembras, no suelen comer ni en maternidad ni al ingresar al sitio de destetadas (24 a 48 hs de ayuno)

• Celo en maternidad: Ocurre si la hembra tiene una camada pequeña de lechones (menos de 6 lechones) o muy débiles para succionar.

• Micotoxinas en el alimento: Zearalenona.

2.- Repeticiones de celo

 

 

a) Tempranas: Ocurren a los 11- 17 días post cubrición. Límite: 0,5%.

 

Causas:

• Fallo en la detección de celo (cerdas cubiertas que no estaban propiamente en celo).

• Cubriciones tardías: Pocos embriones implantados, se necesita un mínimo de 4 embriones (2 por cuerno uterino)

• Movimientos de la cerda, traslados, estrés.

• Sobrealimentación.

• Hembras obesas.

• Micotoxinas.

b) Regulares: Entre los 18-25 días o 38 a 46 días post cubrición. Límite: Hasta el 10%.

Causas:

• Fallo en la fecundación.

• Calidad de la monta o servicio.

• Dieta de la hembra: Calidad/cantidad.

• Ingreso al otoño

Medidas:

• Revisar rutina de cubrición.

• Revisar machos.

• Estado general de las cerdas.

• Dieta adecuada.

c) Irregulares: Entre los días 26 - 37 días Límite: hasta el 3%.

Generalmente hubo fecundación, pero ésta se interrumpió.

 

Causas:

• Muerte embrionaria: Fallo en la implantación del embrión al útero o reabsorción de los mismos.

• Ambiente uterino: Infecciones genito-urinarias.

• Altas Tº ambientales.

• Enfermedades reproductivas / generalizadas que produzcan fiebre.

 

Medidas:

• Control ambiental dentro de las posibilidades.

• Uso de secuestrantes de micotoxinas.

• Uso de cloruro de amonio y antimicrobianos en ración.

• Correcta atención del parto.

 

 

d) Tardías: entre 47 a 60 días luego de la cubrición. Límite: hasta el 5%.

 

Causas:

• Escasa ovulación.

• Fallo en la fertilización.

• Calidad deficiente de la cubrición.

• Muerte embrionaria.

• Fallo de recelo.

 

3.- Abortos

Los abortos son la expulsión de los fetos, pueden ocurrir en cualquier etapa de la gestación.

A partir del día 40 de gestación comienza la calcificación de los embriones, dando lugar a la etapa fetal, por ello si ocurre una interrupción de la preñez, ya no pueden ser reabsorbidos sino que son expulsados en forma parcial o total.

 

Causas Infecciosas: Se dan debido a infecciones por: Parvovirus, Leptospiras, Aujeszky, Brucelosis. Suelen producir abortos tardíos mayores a 90 días. En caso de aborto se debe descartar enfermedades que produzcan alta fiebre como influenza. La cerda abortada disminuye su apetito y estado de ánimo. Se debe tener en cuenta el número de cerdas que presentan abortos.

Ambiente: En este campo se debe chequear la época del año en que ocurren los abortos, también los lugares físicos de alojamiento en dónde ocurren. Es importante la supervisión del galpón de gestación y su ventilación e iluminación. Asimismo, la temperatura ambiente registrada al ocurrir los abortos, la incidencia de luz solar y el estrés previo: Movimientos, traslados, golpes, vacunación.

 

Nutrición: Será importante suministrar agua de calidad, para mantener los niveles adecuados de energía, así como la cantidad necesaria de alimento y micotoxinas.

Efectos estacionales.- En ausencia de problemas de manejo o infecciosos, el 70% de las causas de fallas suelen ser por causas estacionales. Se manifiestan con aumento del intervalo destete-celo, caída de fertilidad de los verracos y de las cerdas, abortos y retaso en la pubertad de las lechonas.

Verano: En verano, debido a las altas temperaturas, disminuye el consumo de alimento y con ello la ingesta de energía suficiente para llevar a cabo los procesos reproductivos. La hembra en lactancia, al disminuir su consumo de alimento, moviliza sus reservas de grasa para poder producir leche a su camada, empeorando su condición corporal al momento de ser nuevamente cubierta. Asimismo, el bajo confort térmico produce un desequilibrio en las hormonas reproductivas, alterando su correcta funcionalidad.

Otoño: Al disminuir la luz ambiental disminuye la actividad metabólica, produciendo el “fotoperíodo decreciente”, donde las hembras al no recibir suficientes horas de luz por día (12 a 16 horas) inician un proceso de inactividad ovárica. Por ello se dan los fenómenos de anestro y aborto otoñal, sobre todo en la segunda mitad de la gestación.

 

4.- Cerdas vacías

Es una hembra improductiva (ni está gestando ni criando una camada) y produce un gasto y ocupación de las instalaciones.

Indica dos cosas:

- Falla de gestación: Pérdida de preñez.

- Falla de recela: En la hembra no fue debidamente identificado su retorno a celo.

Posibles causas:

- Nunca estuvo preñada.

- Repetición de celo no detectada.

- Aborto.

- Enfermedades infecciosas.

 

Medidas:

• Revisar esquema y rutina de cubrición.

• Revisar a diario las hembras gestantes en busca de abortos, secreciones vulvares, signos de enfermedad, etc.

• Micotoxinas en alimento: Zearalenonas.

• Fallo en el diagnóstico de gestación: Ultrasonido y/o recelo con macho.

• Recelar las cerdas gestantes a diario.

• Alojar machos entre las cerdas gestantes.

 

 

Adicionalmente se debe visitar el campo donde están las cerdas, estar presente en los momentos de la rutina de reproducción, es una de las herramientas más útiles y económicas, que permite detectar errores de manejo.

 

Recelaje

Ya sea para detectar celo, estimular la salida a celo de primerizas o destetadas o detectar posibles hembras repetidoras; la técnica de recelaje debe llevarse a cabo siguiendo los siguientes puntos:

-Utilizar machos sanos, adultos, con libido.

-Realizar la maniobra luego de ser alimentadas las cerdas y el macho (más tranquilas).

-Dedicar tiempo individual al contacto macho - hembra. Mínimo: Una vez al día. Ideal: Dos veces al día.

 

 

Comente esta nota

 

Ver los comentarios

 

 

 

 

 

 

 

 

Laboratorio Llamas

 

 

 

 

Austral Del plata aditivos alimentarios a base de probióticos

Aditivos alimentarios a base de probióticos

Alimentos y concentrados

 

 

 

Alimentos y concentrados

 

 

 

 

 

 

 

<<<Volver a artículos | <<< Volver al inicio

¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional

Copyright © 2005 Universo Porcino.

DeSitiosWeb - Diseño de sitios web