Nutrición Porcina 10/13

 

Importancia del selenio en la nutrición porcina.

 

Los avances en la producción porcina han sido considerables en las últimas décadas. En 25 años hemos reducido en un 50% la grasa de la carne porcina, los índices de conversión pienso / carne han pasado de un 3,100 a una media de 2,400, aproximadamente una eficiencia de más del 20% en reposición de peso vivo. A nivel de reproducción el aumento de la productividad ha sido también lineal con un aumento considerable de los lechones destetados cerda año, de unos 18 lechones a más de 27 por cerda año en las mejores granjas. Los consumos de carne de porcino en el mudo han sido de considerable aumento.

 

Estos logros productivos se han conseguido trabajando en muchos aspectos de la producción porcina:

La genética ha sido la base de estos avances.

La mejora de las naves e instalaciones ganaderas (sistemas de producción en fases).

El manejo profesionalizado por parte de los empresarios ganaderos.

La amplia formación de los trabajadores de granja.

Los altos estándares de sanidad.

La nutrición a través de la investigación de las nuevas necesidades de éstas genéticas modernas mucho más magras e hiperprolíficas. El avance en la nutrición no solo ha sido debido al suplemento de los piensos en energía, proteína, o aminoácidos, sino también al conocimiento más a fondo de las necesidades vitamínicas y de microminerales. Referente a estos microminerales la aportación de éstos al ganado porcino en forma que ha demostrado ser capaz de atravesar la barrera intestinal sin ninguna transformación bio-química y cumplir su cometido de una forma mucho más eficaz. Estos minerales quelados son la forma del mineral unida a un aminoácido y se da de forma orgánica como levadura en el caso del Selenio.

 

 

Las mejoras en la cría porcina no han quedado solo alrededor de ésta en granja sino que también han repercutido en el producto que proporcionamos a los consumidores, la carne y sus derivados. Hemos conseguido elevar considerablemente la calidad de la carne no solo en base a productos únicos como son os del cerdo ibérico sino también con los del cerdo blanco. Una de las contribuciones a la mejora de la calidad en la carne ha venido de la mano de la levadura de selenio.

 

Antioxidantes Bioquímicos – Concepto de “Estrés Oxidativo”

 

Actualmente es muy estudiado por los científicos, el “ESTRÉS OXIDATIVO”, la relación entre el estrés oxidativo y el envejecimiento constituye desde hace tiempo un debate para los bioquímicos. Una vez oxidados los componentes de las células, éstas sufren daños irreversibles, se trate de sus proteínas, lípidos, glúcidos, etc. Las proteínas sufren una pérdida de función seguida de una rápida degradación, es decir el estrés oxidativo es responsable de la sobre producción de radicales libres y de productos tóxicos debido al metabolismo, lo cual conduce al organismo a una inmunocompetencia. Esto va a afectar a la reproducción de la cerda y a que los lechones y cebones tengan unos bajos crecimientos durante el cebo.

 

El estrés orgánico fue definido por H. Selye en la década de los 30 del siglo pasado como un “conjunto de reacciones del organismo a agresiones fuertes del medio donde vive”. El estrés se asocia con una reacción de defensa que recibe el cerebro y transmite al organismo, siendo las glándulas suprarrenales las responsables de la secreción hormonal que regula el estrés orgánico, las hormonas implicadas en este proceso son los corticoides y la adrenalina. También en esa época los químicos observaron que algunos átomos y moléculas eran inestables y muy reactivas, algunas de las cuales estaban implicadas en la aparición del óxido en el hierro, al estar implicado el oxígeno atmosférico los bautizaron como “radicales libres” (RL), libres porque se trata de átomos que tienen en su periferia un electrón libre. Estos átomos al integrarse en moléculas ceden un electrón aun átomo de otra molécula transformándose ésta en un RL, como éstas proceden del oxígeno atmosférico se trata de un proceso de oxidación.

 

 

D. Harman en 1956 aplicó este fenómeno químico a la materia viva y descubrió los efectos destructivos de las moléculas oxidantes en el organismo humano y el envejecimiento que éstas ocasionaban. Actualmente hay un gran debate sobre el estrés oxidante y su relación con el envejecimiento entre los bioquímicos, médicos y veterinarios. Hoy sabemos que los RL tienen en el organismo un papel fundamental tanto positivo como negativo, su producción en exceso es perjudicial y provoca un estrés oxidativo, ese exceso de RL provoca la producción de moléculas que pueden superar las defensas naturales antioxidantes que afectan a la salud. Los RL proceden del aire inspirado y de los subproductos del metabolismo como son las moléculas muy ricas en ATP, las cuales son el combustible de nuestras células. Las mitocondrias celulares son las centrales de energía de las células y si no tienen un rendimiento perfecto producen RL, si éstos no son producidos en exceso no tienen efectos negativos y ayudan a los glóbulos blancos a destruir bacterias, a activar factores genéticos, ayudando a la multiplicación celular ya las defensas inmunitarias. En exceso son negativos, se producen por la invasión del organismo de agentes infecciosos por vía alimentación, de contaminantes químicos y por las alteraciones del bienestar animal que conlleva la explotación porcina en los sistemas intensivos. El estado de bienestar, de homeostasia en nuestro ganado pasa por la salud de sus células.

Las defensas orgánicas frente a radicales libres son los antioxidantes endógenos uno de ellos el glutatión, el cual es un excelente captador de grupos químicos oxidantes y un detoxificante, otro antioxidante orgánico es el ácido úrico. La regeneración orgánica del glutatión depende de enzimas específicas cuya actividad se debe a iones procedentes del alimento, como es el caso del selenio, hierro, cobre y zinc. El selenio, la vitamina E y la C son fundamentales para estabilizarlos lípidos de las membranas celulares particularmente expuestas al estrés oxidante. Las infecciones tanto bacterianas como víricas provocan estrés y reacciones inflamatorias, éstos antígenos hacen que se activen los glóbulos blancos, macrófagos, etc. Estas células utilizan moléculas oxidantes mediante las reacciones que provocan dando como resultado agua oxigenada (H2O2) creando un desorden de tipo bioquímico y tiene como ventaja que el organismo se tensiona dándose los fenómenos de división celular.

 

Entre las diferentes sustancias antioxidantes, el micro mineral Selenio es uno de los responsables de la regulación de las defensas orgánicas antioxidantes. En el caso de que no pase suficiente selenio y vitamina E a través de la placenta de la cerda, los lechones neonatos son mucho más vulnerables a los factores de estrés medioambiental. Estamos trabajando actualmente con la vitamina E natural 2,5 veces más potente que la convencional, vía agua y en los correctores minerales vitamínicos utilizados en porcino. Estamos haciendo más pruebas con el Selenio en reproducción de cerdas madres para mejorar la dosificación de estos elementos tan relacionados en la nutrición y aumentar sus niveles en la descendencia. A nivel de lechones destetados y de cebo la suplementación con formas orgánicas de selenio tiene mucha importancia para conseguir un mayor crecimiento y eficiencia alimentaria. También para los consumidores son importantes unos adecuados niveles de selenio en la carne sobre todo en zonas geográficas con bajos niveles de selenio telúrico y por lo tanto con un déficit de este mineral en las cosechas agrícolas.

Deficiencias de Selenio y Vitamina E:

Encontrar clínicamente deficiencias de selenio en la práctica porcina es raro. Sí que nos podemos encontrar con una deficiencia subclínica, las actuales genéticas porcinas tienen altísimas producciones, como antes he citado, tanto en reproducción como en cría y engorde, estas deficiencias subclínica nos van a impedir conseguir esos óptimos rendimientos. Donde más se manifiestan las deficiencias es en los períodos críticos, como son el parto, la lactación y el post destete. El contenido en selenio de las materias primas que utilizamos en la alimentación de los cerdos está ligado a la que hay en los suelos agrícolas donde se producen el maíz, la soja y la cebada, etc., ya que muchas de las materias primas que se compran en el mercado internacional son deficientes en selenio. Don Mahan (1991) estudió los cambios que se han producido en la industria de la producción porcina en los últimos 30 años y que han contribuido a que haya problemas con los niveles de selenio, estos cambios son los siguientes:

 

Desaparición de la base tierra en la producción porcina intensiva.

Selección de cerdas madres de muy alto rendimiento lechero, Prolificidad y de cerdos de cebo con un crecimiento que en algunos momentos superan los 900 gramos / día.

Las sucesivas cosechas agrícolas hacen que descienda el nivel de selenio en el suelo, así como la utilización de fertilizantes sintéticos hace que decrezca la disponibilidad de selenio por las plantas.

Con los métodos de la agricultura moderna el pH del suelo baja y esto conlleva una menor disponibilidad del selenio para la planta.

Los piensos basados en turtó de soja provenientes de países, como el medio oeste norteamericano, cuyos suelos son deficientes en selenio.

El destete precoz (28 días) o muy precoz (19 días) del lechón con poco selenio acumulado en su cuerpo, debido al bajo contenido de éste en el calostro y la leche de la cerda.

Las cerdas más viejas con más de 6partos y debido al intensivo ciclo reproductivo a que las sometemos tienen cada vez más depleción de éste micro mineral en su organismo.

 

Conocemos a fondo la complejidad de la interacción del selenio y la vitamina E en el organismo y muchos casos de deficiencia de selenio se complican con la deficiencia de vitamina E en el pienso. Es muy interesante suministrar en la fase final de gestación y en lactación vitamina E natural soluble (Vitapherol de PREBIA FEEDS EXTRACTS). Los resultados que tenemos son muy interesantes analizando los niveles en suero de vitamina E en los lechones al destete.

Consecuencias de la deficiencia Sub Clínica de Selenio / Vitamina E:

Cuando se produce una deficiencia sub-clínica de selenio/vitamina E se ve compro-metido el ESTATUS ANTIOXIDANTE del organismo, este estrés provoca un daño a las pro-teínas y al DNA, lo que será responsable de los síntomas clínicos de esta deficiencia de selenio. Como consecuencia de esto encontramos una reducción de los rendimientos productivos, tasa de crecimiento, consumo medio diario de pienso, aumento de los índices de conversión y disminución de la utilización y digestión de los nutrientes. Los cerdos con una deficiencia en selenio tienen con respecto a un control (0,25ppm de selenio), una ingesta de pienso diaria más baja y por lo tanto un menor crecimiento día, en este caso no se modificó el índice de conversión. Las concentraciones de selenio en hígado, músculo y suero fue-ron más bajas en los lechones alimentados con el pienso bajo en selenio. Otra de las posibles consecuencias de la baja ingestión de selenio es la aparición de la hepatosis dietética.

 

Selenio: El selenio es un micromineral o elemento traza, esencial para la buena salud pero sólo en pequeñas cantidades. El selenio es incorporado a las proteínas formando las selenoproteínas, consideradas enzimas antioxidantes. Ayuda a prevenir el daño celular producido por los radicales libres, contribuye en la regulación de la glándula tiroides y tiene un rol importante en nuestro sistema inmune, entre,otras,funciones.

 

 

Jesús M. Lamana

Asesor Veterinario

 

 

 

 

 

Comente esta nota

 

Ver los comentarios

 

 

 

 

 

 

Alimentos y concentrados

 

 

 

 

Vetifarma

Vetifarma

Alimentos y concentrados

 

 

 

 

BioGenomica Nutricional S.A

Bio-Feed Cerdos

 

 

 

 

Biofarma

Biofarma

Alimentos y concentrados

 

 

 

Bioter

Bioter

Alimentos y concentrados

 

 

 

 

 

 

<<<Volver a artículos | <<< Volver al inicio

¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional

Copyright © 2005 Universo Porcino.

DeSitiosWeb - Diseño de sitios web