Manejo Porcino 08/08

Manejo del lechón: Destete y Recría

Cumplidos los 21 días de vida, edad tradicional del destete, los lechones son separados de sus madres para ser trasladados al sector de destete y recría.

 

Recepción de los lechones

 

Los lechones sufren un estrés muy grande durante el destete debido a los cambios ambientales nutricionales, éstos deben ser acondicionados en las salas de forma rápida para evitar pérdida de peso y deshidratación.

Los lechones deben ser recibidos en salas limpias y desinfectadas a temperaturas de 28/29º C. Debe haber una cantidad mínima de alimento en los comederos y agua disponible en los platos hasta que descubren los chupetes.

 

Observación cuidadosa de los lechones

 

Una vez llegados los lechones se deberán prestar especial atención a los animales que puedan tener alguna alteración en el aparato locomotor (artritis agudas o crónicas) o digestivo (diarreas y vómitos) o respiratorio (tos, estornudos) o nerviosas (depresión del sensorio, hipotermia), etc. Estos animales deberán ser apartados al corral de  enfermos y recibir su tratamiento hasta su recuperación.

 

Primeras normas de manejo

 

1.      Uniformidad de lotes a la entrada del sitio: Los lechones serán distribuidos por tamaño, se armarán lotes parejos, se pesarán y se ubicarán según la cantidad de corrales de las salas. Es necesario realizar un “entamañado” minucioso durante esta etapa para que durante su estadía los emparejamientos rutinarios no sean estresantes. Los grupos según el peso pueden ser:

 

Cabeza                            Medio                           Cola

 

Según la cantidad de corrales que el establecimiento posea se pueden crear más grupos de acuerdo al peso y al nombre de los grupos se asignará según el criterio de cada responsable, este manejo se recomienda ya que se observó que lechones de mayor tamaño poseen mayor dominancia sobre los comederos perjudicando en el consumo a los lechones de menor tamaño y así afectando la ganancia de peso.

También se puede tener un corral para el alojamiento de los enfermos.

2.      Registros: Se recomienda llevar los registros de vacunaciones, de peso de entrada y de salida para el control de ganancias de peso, consumo de alimento (presupuestos) e índice de conversión, siendo esos datos de gran importancia para analizar el desempeño de los lechones en el sector.

 

Estos mismos datos se relacionarán con las instalaciones en uso (comederos chupetes, densidad, ambiente, etc.) para llegar a conclusiones sobre el comportamiento de los índices productivos.

 

3.      Corral de aparte para lechones retrasados: Los lechones seleccionados como enfermos serán apartados y colocados en un corral para ser tratados en forma estricta hasta su recuperación, también se realizará una alimentación diferenciada. Estos animales serán dados de alta y llevados a los corrales según el tamaño que corresponda para que se socialicen con el grupo.

 

4.      Entamañar el lote durante la estadía: Se recomienda emparejar lotes a la entrada del sitio y durante la estadía, no es necesario hacer grandes movimientos, solo animales que se expresen gran diferencia de tamaño con el resto, en la práctica no hemos observado problemas sociales graves, prestar atención adónde se moverán los animales, para no cometer equivocaciones.

 

Manejo de la alimentación

 

La alimentación es un factor estresante ya que el cambio de alimento líquido (leche materna) a sólido (alimento) puede producir caídas de consumo en los primeros días de estadía. Para esto se recomienda la alimentación al pie de la madre en el área de maternidad para la maduración del aparato digestivo y un buen control de manejo en los primeros días de llegada de los lechones, ya que existe una relación directa entre el nivel de consumo en esos primeros días y el peso de salida.

 

El alimento a consumir, Nutrilacta 1 y Nutrilacta 2 se presentan en forma micropelleteada, consumidos con gran avidez por los lechones. Este tipo de presentación permite hacer un correcto manejo del comedero.

 

La alimentación en las salas de destete al ser manual, primero se alimentará               a los lechones más pequeños y luego a los más grandes, dos a tres veces al día, según consumo, recorriendo en forma rutinaria mañana y tarde  para el movimiento de comederos.

Los comederos no deben ser llenados en su totalidad los 2 ó 3 primeros días ya que el consumo no es muy alto y el alimento complejo de pre iniciación puede ir perdiendo calidad, es decir colocar poca cantidad de alimento y luego ir incrementando a medida que los lechones crecen.

El agua es un factor determinante de consumo, los lechones no tienen conocimiento del sistema de bebederos, se recomienda en los primeros 2 días recibirlos con alguna fuente de agua (comederos) hasta que se adecúen al sistema.

 

 

Alimentación en el corral de pequeños:

 

Estos animales deberán recibir una alimentación diferenciada ya que con este manejo tendrán más posibilidades de llegar a los pesos esperados al cambio de categoría.

Los lechones podrán recibir sopa y papilla con el uso de Vetimilk y Primalac en la primera semana, se debe comenzar en forma líquida e ir cambiando progresivamente a sólida en este período.

 

Proporciones:

Primeros 2 días: 1 Kg de Vetimilk en 10 litros de agua (ofrecer las veces que sean necesarias).

Día 3 al séptimo ofrecer papilla: ½ Kg de Vetimilk y 9.5 litros de agua y Primalac hasta conseguir una papilla bien pastosa. Esta última preparación se ofrecerá paralelo a alimento seco (Nutrilacta 1), razón por la cual los lechones tendrán la opción de elegir dos tipos de alimento. La papilla será reemplazada por el alimento seco a partir de los últimos 5 días en diferentes proporciones. Tener cuidado con la higiene de los comederos, calcular el consumo del día para no desperdiciar alimento. La papilla no se puede guardar.

 

Los lechones retrasados recibirán:

 

1.      Reconstituyente inyectable

2.      En caso de desórdenes sanitarios, el veterinario responsable indicará tratamientos correctivos hasta la recuperación, corticoides, antibióticos, antidiarreicos, antifebriles.

3.      En los pequeños y retrasados incentivar el consumo a base de papillas, esto ayuda a la recuperación de la condición corporal y poder lograr mejores pesos al final del ciclo

4.      Los comederos se deberán mantener en condiciones óptimas de higiene, lavarlos cada vez que se renueve el alimento.

 

 

Fuente: Vetifarma

 

 

 

Comente esta nota
Ver los comentarios

 


Vetifarma

Vetifarma

Alimentos y concentrados

 

 

 

Austral Del Plata

 

 

Biofarma

<<<Volver a artículos | <<< Volver al inicio

¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional

Copyright © 2005 Universo Porcino.

DeSitiosWeb - Diseño de sitios web