Manejo Porcino 06/12

 

La sincronización del parto

La inducción del parto en las cerdas mediante análogos de la prostaglandina  es un método extendido en las explotaciones porcinas intensivas que facilita el manejo y mejora los resultados.

 

La sincronización de partos ofrece grandes ventajas a la hora de organizar el trabajo en granja, especialmente en grandes explotaciones y con mucho personal. En estos casos interesa que la mayor parte de los partos sucedan en la jornada laboral evitando al máximo los partos nocturnos y en fin de semana. Así se aumenta la supervivencia neonatal del lechón debido a que se asisten un mayor número de partos, se evitan gestaciones largas y se facilita el manejo de las adopciones, además de producirse un acortamiento de la duración del parto.

 

 

Se debe tener en cuenta el aspecto de la mejora sanitaria, puesto que al concentrar los partos en pocos días los lechones nacidos se destetaran con una diferencia de edad mas pequeñas y se conseguirán grupos mas homogéneos en tamaño e inmunidad, por lo que se facilitara el manejo posterior durante la transición. De esta forma, el resultado de esta técnica propicia la optimización del uso de las infraestructuras en maternidad y en las naves de destete.

 

De los compuestos comerciales disponibles en el mercado, se puede destacar el cloprostenol, el alfaprostol y el dinoprost trometamina. Es recomendable seguir las dosificaciones que especifica el fabricante del análogo escogido. La vía de aplicación puede ser intramuscular o en la mucosa vulvar. En este ultimo caso, la dosis que se ha de aplicar puede reducirse a la mitad con el mismo efecto pero con el consecuente ahorro económico [4]. Si lo que se pretende es que el parto se produzca 24 h pos inyección el cloprostenol y el alfaprostol dan mejor resultado, que el dinoprost lo provoca a las 36 h.

 

 


El parto suele ocurrir a las 22-36 hrs. De la inyección de los análogos de la PGFα2

 

Protocolo de aplicación

El parto suele ocurrir a las 22 – 36 h de la inyección de los análogos de la PGFα2. No es conveniente la inducción del parto por sistema dos días antes de la duración promedio de la gestación en la explotación, debido al riesgo que supone de nacimiento de lechones prematuros, que después no rendirán adecuadamente y tendrán mas riesgo de surgir enfermedades.

 

Por noma general, las cerdas cubiertas entre lunes y miércoles, que suelen ser la mayoría del lote cuando se desteta en jueves, paren entre el miércoles y el viernes, por lo que el objetivo es que la mayor parte lo haga en esos días y no se produzcan desviaciones de partos en el fin de semana (tabla 1)

 

Dentro de los diferentes protocolos de actuación a la hora de inducir partos en cerdas, el que resulta mas seguro es el de inyectar el análogo de la prostaglandina el día antes de la fecha prevista de parto (tabla 2).

Para ello se debe ser muy cuidadoso y anotar bien las fechas de cubrición, en especial si cubrimos cerdas varios días seguidos. Generalmente, se dan situaciones en las que una cerda se cubre tres días consecutivos y como precaución no es conveniente tomar como fecha prevista de parto la que resultaría de dar por bueno el primer día de inseminación, puesto que se puede adelantar demasiado. Se debe determinar cuando es el mejor momento para aplicar la prostaglandina según los datos de media de gestión y la experiencia que se adquiera en la explotación. Por ello es recomendable que, si es la primera vez que se pone en práctica este método, se pruebe con varias cerdas durante varias semanas seguidas par a ver los resultados y sentirse seguro con la técnica.

 

 


Es fundamental que la inyección de la hormona se realice a primera hora de la mañana, entre las 8:00 h y las 10:00 h, si se desea tener los partos durante la mañana del día siguiente. Aplicar oxitocina por noma 24 h después de la inyección del análogo de la prostaglandina, haya o no nacido algún lechón, es una practica extendida. Debe analizarse bien si por las características del manejo de la granja y de la cualificación del personal de la explotación se puede instaurar o no. Lo recomendable es inyectar la oxitocina, en dosis aconsejadas por el fabricante o reduciéndola a la mitad, siempre que haya signos evidentes de que el parto ha empezado o bien, para asegurarse, cuando haya algún lechón nacido ya. De lo contrario, el riesgo de distocia aumenta.

 

Ventajas

El uso de hormonas reproductivas o sus análogos en reproducción porcina proporciona la posibilidad de mejorar el manejo en las explotaciones porcinas. Permite organizar mejor el trabajo diario y semanal en las granjas, aumentando la eficiencia de los ganaderos y trabajadores de granja, a la vez que la calidad del trabajo. Esto se acabara traduciendo en un aumento de la productividad y la sanidad de los animales.

Como se ha dicho antes, este método es una herramienta mas. Agrupar los partos para favorecer los destetes de lechones con pequeñas diferencias de edades entre ellos, no solo se soluciona con la aplicación de prostaglandinas, sino que el trabajo empieza mucho antes, con una buena detección  del celo tras el destete de la cerda y la cubrición en el momento optimo, cuando se produce la ovulación, a lo que contribuyen, en gran medida, las técnicas de inseminación artificial poscervical.

 

Eso si, es imprescindible una buena practica y manejo de estos tratamientos, pues no se debe olvidar que se interfiere en la biología de las cerdas al utilizar compuestos que producen los animales de manera natural. Una mala práctica del uso de las prostaglandinas y sus análogos puede conllevar abortos, partos prematuros e incluso, si no se toman las precauciones necesarias, afectar a la salud del personal que lo aplica.

 

Precauciones de Uso

Debemos actuar con precaución cuando se utilicen prostaglandinas. Preferiblemente tendrán que evitar su uso las mujeres en edad reproductiva, asmáticos y personas con problemas bronquiales y respiratorios. Se debe evitar el contacto directo con estas sustancias, ya que se pueden absorber vía cutánea y producir bronco espasmos e incluso aborto espontaneo en mujeres embarazadas; por eso es recomendable el uso de guantes de látex o vinilo cuando se manipulen.

 

 

Fuente: MV. Alicia Varela Lalanda consultora de la ADS Porcino. Albeitar. Universoporcino.com

 

Comente esta nota

 

Ver los comentarios

 

 

 

 

 


Villa y Moreno
Proveedores Agropecuarios

 

 

 

Laboratorio Llamas

 

 

 

Novartis

Novartis

Vacunas antibioticos

 

 

 

Libros sobre Porcinos

 

 

 

 

 

 

 

<<<Volver a artículos | <<< Volver al inicio

¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional

Copyright © 2005 Universo Porcino.

DeSitiosWeb - Diseño de sitios web