Manejo Porcino 07/18

implementación de un macrólido de duración prolongada en la mejora de los parámetros zootécnicos de los lechones destetados con menos peso.

 

 

Los cerdos mantenidos en ambientes donde están expuestos a patógenos ambientales están sometidos a un estrés sanitario, existiendo una relación negativa entre la carga de patógenos y el crecimiento de los animales; “a mayor carga de patógenos, menor crecimiento de los animales”.

Ensayos basados en el modelo de estimulación inmunitaria con lipopolisacáridos han demostrado que

aproximadamente las dos terceras partes de reducción del crecimiento del animal durante un proceso patológico se atribuyen a la reducción en la ingesta de pienso, y una tercera parte es debida a la reducción en la eficiencia del pienso (Drietz et al; 1996).

En un proceso agudo, parte de los aminoácidos ingeridos serán dirigidos a la función inmunitaria en detrimento del crecimiento del animal.

 

Retos en la transición

1. Alcanzar un ritmo de crecimiento óptimo en función de su potencial genético.

Los grandes retos que tiene que superar el lechón en la fase de destete para alcanzar los crecimientos 100, 200, 400 gramos por día la primera, segunda y tercera semana postdestete, son los siguientes:

➜ Transición de alimentación líquida y grasa a otra seca y de carbohidratos complejos.

➜ Cambios en las condiciones de alojamiento (condiciones ambientales).

➜ Estrés causado por el traslado y la mezcla con otros animales.

El grado de interrupción del crecimiento es muy variable. Pluske et al (1995) llegaron a la conclusión de que los cerdos suelen necesitar dos o incluso tres semanas para recuperar la ingesta de energía y para crecer con el mismo índice que lo hacían antes del destete.

 

2. Reducir la variabilidad.

Coeficiente de variación

La variación es inherente a los sistemas biológicos de producción, pero un sistema eficiente de producción debe reducir la variabilidad.

Patience JF et al, 2003 determinaron bajo qué niveles de coeficiente de variación en los pesos en cada una de las fases, cualquier acción para reducir esta variabilidad tendría muy poco resultado, ya que formaría parte de la variación fisiológica. Cuando en una explotación nos encontramos con valores que superan los establecidos por estos indicadores, sí que resulta rentable investigar y realizar cambios en la producción, ya que estamos alejados de los parámetros considerados fisiológicos y debemos reducir el coste adicional que significa esta dispersión de resultados para la eficiencia y productividad en la explotación.

 

 

 

3. Conseguir el mayor consumo de pienso posible.

Es escaso el consumo de pienso previo al destete en animales destetados con 21 días, ya que su consumo de pienso desde el día 12 hasta el día 20 de vida es de 5 gramos por día, mientras que desde el día 20 al 28 es de 63 gramos por día, aunque con una gran variabilidad individual (Metz y Gonyou, 1990). También es cierto que los lechones que maman de las tetas menos productivas consumen algo más de pienso durante la lactación (Appley et al 1991).

En los animales destetados con poco peso, el consumo de pienso sólido en las dos primeras semanas postdestete es muy reducido, por lo que el lechón entrará en un estado energético negativo, y por lo tanto en una mayor susceptibilidad a las enfermedades.

El periodo inmediatamente posterior al destete de los animales se caracteriza por grandes cambios; este periodo tiene una importancia clave en la vida del animal y determina en parte su desarrollo posterior (Tokach et al, 1992). Por lo tanto, mejorar la eficiencia de los animales en este periodo debe de ser una prioridad en la fase de transición.

Los animales expuestos a mayor carga de patógenos tienen reducida su ingesta de pienso y por lo tanto su crecimiento. Esta estimulación crónica del sistema inmune es denominada estrés inmunitario (Johnson, 1997). Por lo tanto, si reducimos este estrés, los animales deberán tener una mayor ingesta de pienso y en consecuencia unos mejores crecimientos en las dos semanas posteriores al destete.

 

Objetivos

El objeto del estudio fue determinar la eficacia de un macrólido de larga acción como el Zuprevo 4% (tilpiridosina), en lechones de bajo peso a destete (peso inferior a 5 kg) en un destete comercial de una granja de producción de 2000 reproductoras, y evaluar si existía una mejora de los parámetros zootécnicos y una menor susceptibilidad a las infecciones digestivas y respiratorias, y por lo tanto, mejorar el desarrollo de los animales en la fase inicial del postdestete.

Para ello, se eligieron los 100 animales de menor peso al destete, aproximadamente un 5% del total de animales destetados, y se dividieron en dos grupos de 50 animales cada uno. Uno de los grupos fue tratado con Zuprevo 4% (tildipirosina) y se aplicaron los tratamientos habituales en el segundo grupo (amoxicilina y enrofloxacina). Esta misma pauta se repitió en los destetes de tres semanas consecutivas. Se tomaron los siguientes datos tanto en el grupo tratado como en el grupo control:

➜ Peso de entrada y salida individual.

➜ Animales de cada grupo enviados a lazareto.

➜ Número de bajas de cada uno de los grupos.

 

 

 

Se pudo apreciar como con un peso más bajo de partida de los animales tratados con Zuprevo 4% se llegó a un mayor peso de salida y por lo tanto una GMD mayor. Con significación estadística. Y seguidamente efectuamos el análisis de variación de los pesos de la población (coeficiente de variación de pesos de la población de estudio).

 

 

 

El coeficiente de variación de ambos grupos está dentro de la horquilla de variación fisiológica, lo que indica que los tratamientos que efectuamos para mejorar este parámetro darán lugar a un bajo resultado en conseguir incrementar la homogeneidad de los lechones.

➜ ANOVA Simple del paquete estadístico de Statgraphics.

➜ Grado significación: p <0,05.

 

Conclusiones

➜ En cuanto al porcentaje de bajas no se observaron diferencias significativas entre los dos grupos estudiados, ya Semana 1 Semana 2 Semana 3 TOTAL que a los animales no tratados del grupo control se les administraron los tratamientos estándares de la explotación, enrofloxacina o amoxicilina. Se trataron 12 animales del grupo control la primera semana, 14 la segunda semana y 18 la tercera semana. En el grupo de animales inyectados con Zuprevo 4% no fue necesario ningún tratamiento adicional durante la duración del estudio.

➜ Aparecen diferencias significativas en cuanto al incremento de peso de los lechones tratados con Zuprevo 4% con respecto al grupo tratado con el antibiótico habitual de la explotación. Si suponemos una media de días de estancia en el destete de 35 días y una GMD de 15 gr más en el grupo tratado, esta diferencia podría llegar a ser de 525 gr por animal.

➜ Por lo tanto, se puede clasificar el producto como una herramienta útil para mejorar la sanidad, favoreciendo de esta forma el crecimiento de los lechones de menor tamaño al destete, y para su desarrollo en las primeras dos semanas posteriores en las salas de transición.

➜ Por lo tanto, para hacer un manejo del flujo de animales de la manera más eficiente posible, sin tener un impacto económico negativo, con respecto al crecimiento y las posibles infecciones horizontales, Zuprevo 4% es una buena herramienta para limitar las alteraciones de estos animales en el sistema de producción

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comente esta nota
Ver los comentarios

 

 

GEA
Soluciones en Bioseguridad

 

 

 

Biomax

Biodigestores

 

 

 

 

Grantec

Grantec

Comederos, pisos, bebederos, calefaccion, silos

 

 

 

 

Equipor

Equipor

Equipamientos e insumos

 

 

 

 

Termoplast

Comederos para cerdos

<<<Volver a artículos | <<< Volver al inicio

¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional

Copyright © 2005 Universo Porcino.

DeSitiosWeb - Diseño de sitios web