LACTOSA EN LA ALIMENTACIÓN DE LOS LECHONES

La lactosa es uno de los tres componentes principales del la leche y su unico carbohidrato; los otros componentes son grasa y proteína. La lactosa está presente en gran número de productos lácteos que se incorporan rutinariamente en las alimentaciones de los lechones

 

La lactosa es uno de los tres componentes principales del la leche y su único carbohidrato; los otros componentes son grasa y proteína.


La lactosa es un disacárido integrado por los monosacáridos glucosa y galactosa.
La lactosa está presente en gran número de productos lácteos que se incorporan rutinariamente en las alimentaciones de los lechones.


El contenido típico en lactosa de algunos estos productos lácteos es del 52% en la leche desnatada, 72% en el suero (dulce), 84% en el permeato, 50% en el concentrado de proteína de suero (ultra filtración) y 42% en el suero deslactosado.

 

Digestión de la lactosa
La digestión de la lactosa ocurre por dos mecanismos, la hidrólisis enzimática por la lactasa producida en el intestino delgado del cerdo y la fermentación microbiana.
La digestión de la lactosa se realiza principalmente en el yeyuno, donde la lactasa rompe la glucosa y la galactosa.


En ausencia de suficiente lactasa, parte de la lactosa indigerida entra en la circulación sanguínea, y la mayoría llega al ileon y colon. La lactosa indigerida es fermentada por las bacterias, dando lugar a diferentes ácidos y dióxido de carbono.
La fermentación de la lactosa a ácido láctico es una característica importante en la digestión y la salud gastrointestinal de los lechones lactantes.


La continuación del aporte de lactosa después del destete puede ayudar a realzar la salud intestinal debido a que la flora intestinal en el momento del destete incluye una gran cantidad de lactobacilos adaptados a la utilización de la lactosa presente en la leche materna.


El trabajo reciente de nuestro laboratorio ha demostrado que las dietas ricas en lactosa (302 g lactosa/kg) dieron similares producciones que dietas intermedias en lactosa (176 g lactosa/kg) suplementadas con avilamicina, y por lo tanto actuó como reemplazo válido de los antibióticos promotores.


La inclusión de lactosa en las dietas post- destete puede ayudar a mantener la microflora del pre-destete en este período de estrés.


Aparte de su importancia como fuente de energía muy digestible para el recién nacido, la lactosa también actúa como substrato específico para los lactobacilos (Pierce et al., 2005ª).


En conclusión, la lactosa es un nutriente esencial en la dieta de los lechones después del destete. Para los lechones destetados con menos de 6 semanas de edad, sólo pueden alcanzarse las producciones óptimas si se utilizan con cantidades significativas de lactosa.

 

 

 



 


Biofarma

 

<<<Volver a artículos | <<< Volver al inicio

¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional

Copyright © 2005 Universo Porcino.