Control Integrado de Moscas

CAPITULO 3

Acceso directo a los capítulos:

Cap 1: Moscas | Cap 2: El impacto económico| Cap 4: Monitorización | Cap 5: Resistencia

 

Felipe A. Schlapbach

Ingeniero en Producción Agropecuaria (UCA)

Representante de Ventas Aves & Cerdos

Novartis Argentina S.A.

 

 

Control biológico

El objetivo del control biológico es fomentar el desarrollo de poblaciones de depredadores y parasitoides que ya estaban presentes de forma natural.Esto incluye aquellas medidas culturales tendentes a hacer el estiércoltan seco y hospitalario como sea posible.

 

Asimismo, usando el control biológico, los programas de eliminación del estiércol se diseñan de manera que esta eliminación sea gradual y escalonada, de manera que no se diezmen las poblaciones de depredadores y parasitoides.

La eliminación de partes de estiércol a lo largo de un cierto periodo de tiempo, y preferiblemente en la estación más fría, cuando el número de moscas se halla en sus niveles más bajos, preserva una parte de la población de parasitoides y depredadores para recolonizar el nuevo estiércol fresco.

 

A veces se hacen intentos para aumentar la población de parasitoides que ya existe naturalmente, mediante la liberación de más individuos.

Este aumento puede traducirse en incrementos en la tasa de parasitismo y por lo tanto en una reducción del número de moscas. Sin embargo, por el momento no es posible establecer directrices cuantitativas en cuanto a cuándo deben ser liberadas y qué especies y qué cantidades de éstas usar según sean las condiciones reinantes.

 

Si se intenta este tipo de aumento, sólo debería hacerse después de haber tomado las medidas culturales y de gestión del estiércol necesarias para maximizar las poblaciones de depredadores y parasitoides que ya existen de forma natural.

Los productos químicos usados para el control de moscas deberían utilizarse de forma cuidadosa y selectiva para preservar las poblaciones de depredadores y parasitoides.

 

Existen varios productos en el mercado que sonselectivos. Por ejemplo, el adulticida tiametoxam y el larvicida ciromacina presentan una eficacia muy buena contra los adultos y las larvas de moscas, respectivamente, mientras que exhiben una toxicidad muy baja para escarabajos y ácaros.

Se puede lograr más selectividad según cómo se apliquen los insecticidas. Más que elrociado rutinario de todo el estiércol con insecticidas de amplio espectro, lo cual matará a los depredadores y parasitoides, puede lograrse cierta selectividad rociando solamente aquellas zonas en las que las larvas de las moscas son particularmente abundantes.

 

Este tratamiento local con larvicidas tendrá un efecto adverso menor sobre el conjunto de las poblaciones de parasitoides y depredadores.

Más aún, los tratamientos dirigidos contra las moscas adultas (que usan adulticidas) deberían aplicarse sobre las superficies de los edificios con una pulverización no fina, es decir, densa, para minimizar la deriva y el rociado del estiércol.

Los tratamientos residuales de las superficies deberían dirigirse sobre aquellas partes de las estructuras en las que se ha observado que las moscas reposan. Éstas suelen ser tabiques y partes superiores de la estructura donde las moscas se posan durante largos periodos por la noche.

 

El moteado de las superficies debido a la regurgitación  y a las heces de las moscas indica cuáles son sus lugares de reposo.

 

Hongos

Además de los artrópodos, existen diversas especies de hongos entomopatógenos naturales que también afectan a las moscas.

Estos microorganismos se pueden encontrar tanto en sistemas de explotación ganadera intensiva como extensiva, y a diferencia de muchos de los artrópodos, crecen mejor en zonas húmedas.

 

Algunas especies tienen un amplio espectro de actividad (por ejemplo, Beauveria bassiana que puede infectar a muchas especies de insectos), mientras que otros hongos son más selectivos (por ejemplo, Metarhizium anisopliae y Paecilomyces fumosoroseus, que son más eficaces contra la mosca de la cara y la mosca del cuerno).

 

Además, algunas cepas de hongos son más activas que otras.

La mayoría de las especies solamente son activas contra las moscas adultas. Sin embargo, algunas especies también presentan una actividad limitada contra las larvas.

 

Algunos de los hongos mejor estudiados para el control de moscas en los sistemas de producción ganadera son Beauveria bassiana y Entomophthora muscae

La infección fúngica de las moscas se produce principalmente a través de la cutícula más que por vía digestiva.

 

Los hongos penetran a través de la cutícula y proliferan en la hemolinfa. A continuación la mosca muere con bastante rapidez.

El hongo emerge a través de la cutícula, y forma un micelio que contiene la siguiente generación de esporas.

 

Posteriormente, estas esporas son diseminadas hacia otras moscas ya sea por el viento o por contacto directo entre moscas vivas y muertas.

Desde la penetración del hongo a través de la cutícula hasta que muere la mosca transcurren entre cinco y siete días.

 

Para que sean activas, las esporas necesitan condiciones de humedad. Por lo tanto, aunque existen muchos hongos capaces de matar a las moscas, el nivel de población natural de hongos raramente es lo bastante elevado para tener un impacto significativo sobre las poblaciones de moscas.

Los hongos generan fases resistentes a condiciones de sequedad para sobrevivir durante todo el año. En consecuencia, en el entorno, existe un nivel continuo de esporas en reposo.

 

Uso aplicado de los hongos

La investigación sobre el uso de hongos para el control de moscas se ha centrado en hacer aumentar el número de esporas infectantes durante la época de moscas mediante el uso de cebos y pinturas.

Para el control de cucarachas, saltamontes (en cultivos de campo) y moscas blancas, pulgones y ácaros (en invernaderos) se han desarrollado con éxito productos comerciales a partir de hongos que pueden aplicarse utilizando equipos de pulverización convencional y cebos.

Sin embargo, la disponibilidad de formulaciones para el control de moscas en producción ganadera y aviar es limitada.

 

Métodos químicos

Una vez efectuados los máximos esfuerzos para reducir el número de moscas mediante métodos culturales y biológicos apropiados, a menudo es necesario recurrir a los insecticidas para alcanzar el grado de control deseado.

Si se maximiza la supresión de moscas mediante métodos culturales y biológicos, entonces se intensificará la eficacia de los tratamientos insecticidas, y la tasa de desarrollo de resistencias al producto químico por parte de las moscas disminuirá.

El empleo óptimo de insecticidas se da dentro de un programa de control integrado en conjunción con métodos culturales y biológicos.

Los métodos para el uso de insecticidas varían según se trate de adulticidas (cebos, fumigado y pintado de superficies) o larvicidas (fumigado de lugares de cría y uso de aditivos alimentarios).

 

Adulticidas – Cebos

Los cebos consisten en un insecticida mezclado con alguna sustancia atractiva, como el azúcar.

Añadida a la formulación, la feromona sexual de la mosca aumenta la efectividad del cebo.

Los cebos pueden ser preparados por el usuario mezclando el insecticida con melaza, azúcar, cerveza u otras sustancias atractivas. Sin embargo, tales mezclas pueden ser peligrosas de preparar para el propio usuario y su eficacia puede ser desigual.

Los cebos comerciales suelen formularse como granulado cuyo manejo resulta más fácil.

La colocación de los cebos en bandejas o lugares protegidos donde las moscas son frecuentes, atraerá y eliminará a muchas de éstas.

 

Adulticidas - Trampas para moscas

Los cebos adulticidas pueden usarse con más efectividad si se colocan en una trampa para moscas.

La diseminación indiscriminada del cebo es un despilfarro, y cuando se esparce sobre el estiércol, cabe el riesgo de matar muchos de los depredadores que contiene.

Las trampas pueden construirse practicando cuatro agujeros en la parte superior de recipientes de plástico y colocando cebo en su interior (véase la sección de monitorización).

 

Adulticidas - Método de fumigado o pulverizado

Las pulverizaciones de superficie aplicadas a las paredes, postes, techos, etc., de las dependencias, tienen por objeto generar una superficie tóxica duradera  allí donde acudan a posarse las moscas. Por consiguiente, es necesario asegurarse de que las aplicaciones se realizan sobre las superficies donde las moscas realmente se posan durante periodos prolongados.

 

Por lo general, las moscas se posan en las partes más altas, dentro de las dependencias, durante la noche. Evidencia de ello se encontrará en el moteado de las superficies por los vómitos  y heces que dejan las moscas.

Moscas domésticas posadas en un techo. Obsérvese el moteado dejado por las moscas y su preferencia por  posarse sobre tuberías a lo largo de los bordes de rendijas.

Moscas domésticas posadas en un techo. Obsérvese el moteado dejado por las moscas y su preferencia por  posarse sobre tuberías a lo largo de los bordes de rendijas.

 

 

Una pulverización densa aplicada a unas 40 psi es suficiente, y la aplicación debería mojar a fondo las superficies pero sin llegar al punto de que gotee.

 

Las aplicaciones de superficie en dependencias pequeñas pueden hacerse con ayuda de un pulverizador manual de aire comprimido. En dependencias más grandes se necesita equipamiento eléctrico. Éste puede ser accionado por un motor eléctrico, un pequeño motor de gasolina o por el motor de arranque de un tractor.

 

Adulticidas - Método de pintado

El método de pintado se utiliza con mucha frecuencia y su uso está muy difundido entre todos los ganaderos.

 

Las principales ventajas de este método de aplicación son que es fácil de aplicar y que se puede utilizar en todo tipo de áreas distintas en las que las moscas tienden a congregarse.

Método de pintado allí donde las moscas se congregan.

Otra ventaja del método de pintado es que se pueden pintar puntos concretos en zonas donde las moscas se congregan, por ejemplo: en zonas cálidas y soleadas de las paredes, marcos de las ventanas, tuberías, partes externas de comederos, etc.

 

Normalmente se recomienda mezclar el producto con agua tibia hasta obtener una pintura que se pueda aplicar con brocha.

Allí donde la superficie sobre la que pintar resultase insuficiente, o donde una leve decoloración no fuera aceptable, se pueden pintar tiras de cartón, polietileno o tablas ligeras y colgarlas del techo.

 

El producto permanece de forma prolongada y es efectivo para controlar las moscas por un largo periodo de tiempo.

 

AdulticidasNebulizaciones

Otro método aplicado al control de las moscas adultas es el de las nebulizaciones. La nebulización es efectiva para la rápida reducción del número de moscas dentro y alrededor de una instalación.

Sin embargo, éste proporciona un control temporal pues solamente mueren los adultos expuestos mientras dura la aplicación. No existe un efecto residual a largo plazo.

 

La nebulización se puede hacer con un equipo portátil o montado en un tractor. Para nebulizar en dependencias pequeñas, existen equipos transportados a mano y de mochila accionados por pequeños motores de gasolina o por corriente eléctrica. Para dependencias más grandes existen diversas máquinas de mayor tamaño accionadas por motores de gasolina y montadas en un tractor o camión.

La nebulización que es efectiva contra las moscas adultas, también es probable que elimine aquellos parasitoides activos en la zona en el momento del tratamiento.

La nebulización ocasional, como medida de emergencia durante las raras ocasiones en las que se presenta un número inusualmente elevado de moscas, tendría un impacto menor sobre la población global de parasitoides.

 

Sin embargo, un nebulizado frecuente y regular sería incompatible con el mantenimiento de una población elevada de parasitoides en una instalación.

 

Larvicidas

La eliminación de larvas es un importante componente del Control Integrado de Plagas, junto a la eliminación de los adultos y a las medidas de control culturales y biológicas.

 

La eliminación de larvas en el estiércol o en otros lugares de cría de moscas se realiza con el mismo tipo de equipo usado para las pulverizaciones residuales de superficie. Se requiere una pulverización densa y de alto volumen.

El modo más satisfactorio de usar larvicidas mediante pulverización, consiste en aplicar únicamente en aquellas zonas en las que se ha observado una presencia abundante de larvas de mosca.

 

El tratamiento completo de todo el estiércol y otros lugares de cría potenciales es caro. Hay un problema añadido al tratar todo el estiércol: generalmente, los insecticidas que pasan a través del tracto digestivo y las heces para acabar resultando tóxicos para las larvas de mosca, también resultarán tóxicos para los depredadores de éstas en el estiércol y la mayoría de la población de depredadores beneficiosos será eliminada.

 

La ciromacina (LARVADEX® /  NEPOREX®) constituye una excepción a esta regla, pues es tóxica para las larvas de mosca pero no lo es para los ácaros y escarabajos depredadores.

 

También se pueden eliminar larvas incorporando un insecticida al pienso de los animales. La incorporación al agua de bebida ha resultado menos satisfactoria debido a las cantidades irregulares que consumen los animales y a la dificultad de mantener la dosis apropiada por animal.

 

Aunque desde un punto de vista experimental varios productos químicos han resultado efectivos para el control de moscas en las heces, la mayoría no han sido registrados para poder ser usados comercialmente. Con frecuencia se dan problemas de residuos en los tejidos o productos animales.

Cualquier insecticida utilizado como parte de un programa de control de moscas debe estar etiquetado y registrado para este fin.

 

En las instalaciones de producción animal intensiva debe tenerse una precaución extrema para garantizar que solamente se emplean insecticidas aprobados y que se observan las indicaciones y restricciones de uso existentes en la etiqueta.

Hay cambios frecuentes en lo referente a los insecticidas aprobados y etiquetados para el control de moscas mediante los diferentes métodos de aplicación, de manera que debería obtenerse la última información al respecto.

 

 

<<Capítulo anterior:El impacto económico | >> Capítulo siguiente: Monitorización

 

 

 

Contáctenos

Nombre:

Empresa:

Email:

Teléfono:

Consulta:

 

 

 

 

 

 



Austral Del Plata

 

 

 

Biofarma

 

 

 

<<<Volver a artículos | <<< Volver al inicio

¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional

Copyright © 2005 Universo Porcino.

DeSitiosWeb - Diseņo de sitios web