Actualidad porcina 04/20

 

10 consejos necesarios para cocinar la carne de cerdo e implementarla en nuestra dieta diaria

 

 

 

El cerdo es bajo en grasa, rico en vitaminas B6 y B12 y fuente de minerales.

Esta carne además de ser deliciosa y proporciona beneficios y variedad al consumirla. Por eso, presentamos a continuación diez consejos para aprovecharla al máximo.

 

1. Entrada saludable:
Para obtener una rica y saludable ensalada, basta con saltear la carne de cerdo, trocearla y mezclarla con zucchini, aguacate, lentejas cocinadas, zanahoria y mazorca tierna. Y, como gran final, un chorrito de aceite de oliva.

2. Desayuno nutritivo:
Se puede preparar un nutritivo y delicioso desayuno con carne de cerdo, por ejemplo, añadiendo tocino o jamón de lomo horneado al pan convencional o pan árabe que puede ser de harinas alternativas, más sanas.

3. Realizar diversas cocciones agregando de fruta
La carne de cerdo se caracteriza por su extrema versatilidad, va bien con todo. Por eso, además de los condimentos habituales, se puede sazonar con el jugo de frutas como la naranja. Esto le dará un sabor muy especial.

4. Picarla o molerla en pequeños pedazos:

La carne molida de cerdo se puede utilizar en muchas preparaciones. Pero si no se cuenta con un molino en casa, también se puede picar en trozos muy pequeños con facilidad, pues se trata de una carne muy tierna.

Esto le permitirá incluirla en la preparación de salsas naturales, albóndigas, croquetas,

Empanadas y cualquier otra adaptación posible que permita saborear su exquisito sabor particular.

 

5. Preparar un hogao:

(El hogao es una salsa salada hecho a base de tomate y cebolla)
La carne de cerdo se puede acompañar con un hogao, ya sea de tomate o de pimentón, pues va bien con todos los sabores.

 

6. Precalentar la sartén
Es importante precalentar muy bien la sartén. Esto ayudará a obtener una carne de cerdo dorada por fuera y jugosa por dentro.

7. Hornearla en bondiola
Esto permitirá utilizarla durante toda una semana en loncheras y almuerzos, pues admite preparaciones muy diversas, ya sea acompañada de una salsa caliente o en sándwiches fríos.

8. Desmecharla y conservarla
Después de cocinar y desmechar la carne de cerdo, esta se puede conservar varios días en una bolsa hermética dentro del congelador. Así se podrá utilizar en futuras preparaciones sin perder calidad ni sabor.

9. Descongelarla en agua

La carne de cerdo se puede congelar en una bolsa hermética para utilizarla posteriormente. En ese caso, basta con descongelarla desde el día anterior. Pero si no se cuenta con tanto tiempo, no hay problema. Se puede sumergir la bolsa en un recipiente lleno de agua a temperatura ambiente. Esto ayudará a que la carne se descongele en un menor tiempo y se pueda preparar con normalidad.

 

10. Atreverse a innovar
Gracias a sus 32 cortes diferentes, la carne de cerdo permite innovar constantemente y crear recetas con todo tipo de ingredientes: frutas, vegetales, granos, salsas… Todo queda bien con la carne de cerdo, un alimento saludable, versátil y siempre delicioso.

 

 

Porque consumir carne de cerdo:

Fuente: Universidad Nacional de Buenos Aires

Docentes del área de producción porcina de las facultades de Ciencias Veterinarias y de Medicina analizan los beneficios y ventajas del consumo de carne de cerdo. Aporta menos calorías y grasas totales que la carne de pollo o de vaca

La carne de cerdo “es una carne apta para ser recomendada, en el marco de una alimentación saludable, por los nutricionistas a la población en general y a aquellas personas que deban cumplir algún tipo de plan dietoterápico, como, por ejemplo: bajo en grasas, controlado en kilocalorías, con alto aporte de hierro y bajo contenido de sodio, y con similares proteínas de alto valor biológico como el que posee la carne vacuna y la carne de ave”.

Durante años la carne de cerdo tuvo mala reputación pues se la ha considerado como una carne con alto contenido en grasa, asociado al aumento de colesterol o peligrosa por su posible asociación con enfermedades parasitarias.

Muy por el contrario, profesionales veterinarios y nutricionistas médicos de la Universidad de Buenos Aires demuestran los beneficios de comer carne de cerdo y desmitifican todas estas cuestiones.

Así, las Facultades de Ciencias Veterinarias y Medicina firmaron un convenio donde a través del área de producción porcina y de la escuela de nutrición respectivamente, se han propuesto realizar una puesta al día en relación al contenido nutricional de la carne porcina en comparación con la carne bovina y de aves, su prescripción en el manejo dietoterápico de diferentes patologías y una estrategia nutricional que refuerce la variedad de alimentos seguros que se le pueden brindar a los pacientes y a la población en general.

En base a este trabajo conjunto indican que estudios realizados demuestran que 100 gramos de porción comestible de carne de cerdo aportan menos calorías y grasas totales que la carne de pollo o de vaca

Por otra parte, en cuanto al contenido vitamínico y mineral si se comparan dos cortes de consumo habitual en nuestra población: el bife ancho y la costilla de cerdo, la cantidad de sodio en la carne de cerdo es menor en comparación con un corte similar de vacuno.

A su vez, el contenido de minerales como el magnesio y el potasio es mayor en el cerdo, siendo nutrientes indispensables en el manejo dietoterápico de los valores de tensión arterial.

Además, en relación a las vitaminas, la concentración de vitaminas hidrosolubles es superior en la carne de cerdo, en algunos casos, como la tiamina, de hasta 10 veces más el valor que encontramos en la carne vacuna. Este mayor contenido vitamínico hace de la carne de cerdo un alimento con una importante cantidad o calidad de vitaminas hidrosolubles en su composición.

Los investigadores elaboraron asimismo un detalle de los beneficios atribuidos a la indicación de consumo de carne de cerdo y algunas patologías. Por ejemplo, en casos de obesidad resulta un aporte controlado de kilocalorías, un buen aporte de proteínas de alto valor biológico, con importante efecto saciógeno, cantidad reducida de grasas totales y calidad de proteínas adecuada para realimentar a los pacientes en la cirugía bariátrica. Para el cáncer el cerdo es un alimento fuente de selenio, antioxidante importante para disminuir la incidencia y mortalidad de ciertos tipos de cáncer y además el perfil lipídico también es un factor protector para el desarrollo de esta patología. En casos de hipertensión arterial resulta una carne de bajo contenido en sodio, alto contenido de potasio, tiene una buena relación de sodio y potasio, obteniendo una mejor regulación del agua y los electrolitos en todas las células del organismo.

Por último, los docentes a cargo de la investigación consideraron que “un valor agregado de este tipo de carne es que su composición química puede mejorarse más aún, debido a que los porcinos son animales que reflejan los nutrientes que consumen en su carne, por lo tanto, suplementando su dieta con nutrientes específicos se pueden obtener carnes con mejores perfiles lipídicos”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comente esta nota
Ver los comentarios

 

Biomax

Biodigestores

 

 

 

 

Vetifarma

Vetifarma

Alimentos y concentrados

 

 

 

Biofarma

Biofarma

Alimentos y concentrados

 

 

 

 

Cortinas para criaderos

Cortinas para criaderos

 

 

 

 

Equipor

Equipor

Equipamientos e insumos

 

 

 

 

Termoplast

Comederos para cerdos

 

 

 

 

Austral Del plata aditivos alimentarios a base de probióticos

Aditivos alimentarios a base de probióticos

Alimentos y concentrados


 

 

<<<Volver a artículos | <<< Volver al inicio

¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional

Copyright © 2005 Universo Porcino.

DeSitiosWeb - Diseņo de sitios web